Actitud vs Aptitud

Una buena actitud puede ser la clave del éxito en una persona. Teniendo claro que la actitud prima sobre la aptitud en muchas ocasiones y que depende en gran medida del individuo, es importante señalar que las empresas son las principales responsables de incentivar y cultivar actitudes positivas entre sus empleados.

Son las empresas las que tienen la suerte de incentivar a sus empleados dado que la motivación es un factor clave para mantener y mejorar la actitud de las personas, favoreciendo a su vez el ambiente laboral, el compañerismo, el compromiso y la fidelidad hacia la empresa.

Por ultimo, el saber hacer es importante pero el que hacer y la disposición para atender las actividades es lo que marca la diferencia en el rendimiento de las mismas. En ese orden de ideas, se podría afirmar que la aptitud es importante pero la actitud es primordial; no solo el empleado debe trabajar constantemente en su actitud, la empresa también debe ser una influencia positiva a través de la motivación.

Aptitud

Habilidades duras, conocimientos técnicos.

    • Saber hacer.

    • Puedo, soy capaz, tengo las habilidades.

  • Imprescindible (sin esto no se puede hacer nada).

Actitud

Habilidades blandas, Liderazgo

    • Querer hacer.

    • Quiero, tengo las ganas, estoy motivado.

  • Es lo que hace la diferencia, es con lo que se logra el éxito.

En conjunto, la actitud y aptitud se convierten en un dupla para alcanzar resultados positivos tanto en el ámbito personal como en el profesional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *