Industria 4.0 e Internet of Things

¿cuál es la diferencia?

[ssba-buttons]

La transformación digital avanza en todos los sectores y a raíz de eso el número de empresas  que invierten en las nuevas posibilidades que ofrece la tecnología digital. En este nuevo escenario, surgen dos términos Industria 4.0 e Internet of Things (IoT). Estos términos a menudo se confunden como sinónimos.

Internet of Things  ¿de qué se trata?

Internet de las cosas (en inglés, Internet of Things, abreviado IoT por sus siglas en español ​). El concepto de Internet de las cosas fue propuesto por Kevin Ashton en el Auto-ID Center del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) en 1999  donde se realizaban investigaciones en el campo de la identificación por radiofrecuencia en red (RFID) y tecnologías de sensores.

IoT incluye los productos y dispositivos digitales relacionados con Internet, orientados al consumidor. Estos incluyen, por ejemplo, electrodomésticos, dispositivos electrónicos de entretenimiento y todos aquellos objetos de la vida cotidiana que recopilan datos sobre el usuario, el uso y el entorno que lo rodea.

Los datos generalmente se utilizan para optimizar el rendimiento o como base para otros servicios inteligentes. Hoy en día, IoT está presente en todos los sectores.

¿Qué es Industria 4.0?

El concepto Industria 4.0 (también señalado o referenciado como Revolución industrial 4.0 o  Industria inteligente o Ciberindustria del futuro) corresponde a una nueva manera de organizar los medios de producción. Por lo tanto la Industria 4.0 explota máquinas altamente conectadas y automatizadas, que usan recursos e interfaces de red para monitorear de forma autónoma su trabajo y el entorno circundante. En estos casos también hablamos de comunicación máquina a máquina (M2M).

¿Cuál es la diferencia?

Con IoT e Industria 4.0, se hace referencia al cambio en curso vinculado a la automatización y conexión a la red de máquinas y dispositivos.

La diferencia está en el enfoque final. Mientras que Internet de las Cosas se centra en productos individuales y la Industria 4.0 se centra en el ecosistema de la producción industrial. No es posible trazar una línea de separación entre el campo industrial/económico y el ámbito doméstico/privado para ninguno de los sectores.

Sin duda que  IoT e Industria 4.0 conducen a nuevas oportunidades y retos en todos los sectores lo cual será necesario capacitación y formación de los trabajadores. Desde los directivos hasta los operarios, deben dominar tanto aspectos tecnológicos como de gestión empresarial.